FAQ

Es un sistema de entrenamiento respiratorio y postural innovador. LPF combina stretching miofascial, ejercicios neurodinámicos e hipopresivos junto con la metodología didáctica más avanzada en ciencias del ejercicio físico. Los excesos de presión intra-abdominal generan un impacto negativo sobre distintas partes del cuerpo como la espalda, el abdomen y el suelo pélvico. LPF se basa en la disminución de esta presión consiguiendo así, unos músculos más tonificados y elásticos, mejoras respiratorias y una columna sana.
Low Pressure Fitness evoouciona las bases de la técnica hipopresiva dando lugar a un entrenamiento de inteligencia corporal. LPF es el primer programa de formación estructurado y protocolizado en este ámbito. No solo te enseñamos una técnica de entrenamiento, te enseñamos a aplicarla. Aprendiendo LPF los profesionales de la salud y la actividad física adquieren la capacidad de poder integrarlo con sus clientes de manera sencilla y eficaz.
Reeducación postural. Disminución del perímetro de la cintura. Recuperación del suelo pélvico. Mejoras respiratorias. Mejoras de la función sexual.
No hay evidencias de incompatibilidad con ninguna condición específica. Lo pueden practicar tanto hombres como mujeres independientemente de la edad. Es imprescindible aprender la técnica de la mano de un profesional certificado ya que los ejercicios se adaptarán a los objetivos y circunstancias de cada persona. Se recomienda consultar a tu médico antes de comenzar un programa de entrenamiento regular y supervisado.
Partiendo de los estudios existentes, se puede empezar a ver resultados con la práctica de 2 sesiones semanales de 20 minutos. Aumentar el numero de sesiones hará que veamos resultados antes, pudiendo llegar a practicar todos los días..
Solo necesitas un poco de espacio y una alfombra o mat para poder experimentar los beneficios de LPF.
LPF es un sistema de entrenamiento que combina ejercicios posturales y técnicas respiratorias en apnea. Durante el embarazo podrás seguir disfrutando de los beneficios de la práctica de las posturas prescindiendo de la fase de apnea.
En absoluto. Desde el punto de vista de la reeducación postural, la reducción de la cintura y las mejoras en el rendimiento deportivo, el hombre se beneficia de estos ejercicios tanto como la mujer.
La gestión incorrecta de las presiones intrabdominales es causa directa de algunas de las lesiones más comunes en los deportistas. La incontinencia urinaria en las gimnastas o las hernias inguinales en los corredores son claros ejemplos. Gestionar mejor la presión para evitar lesiones incrementará tu “performance”. Integrar LPF en tu entrenamiento será un gran complemento.
Si estás buscando un profesional que te inicie en la práctica de estos ejercicios solo tienes que pinchar aquí.
Con LPF adquirirás los conocimientos necesarios para desarrollar el método correctamente y tendrás una herramienta de entrenamiento para aplicar en sesiones individualizadas y clases grupales. Aprenderás a diseñar sesiones para diferentes objetivos y poblaciones. Tendrás en tu mano una herramienta eficaz para entrenar de forma saludable y segura a tus clientes. LPF te ofrece estabilidad y perdurabilidad. Como profesional tendrás la seguridad de estar avalado por la marca líder.
Ser profesional del ámbito de la actividad física o la salud. Completar el itinerario formativo de LPF y superar con éxito el examen de certificación LPF.
El acceso al examen online otorga derecho a 2 intentos. Si el alumno es “no apto” tendrá que: Volver a solicitar su derecho a examen. Los alumnos que sean “no aptos” deberán esperar, al menos, 2 semanas para volver a inscribirse al examen.
Desde LPF creemos que hacer una prueba tras completar las 45 horas lectivas es la forma de mantener los estándares de calidad. No obstante, si decides quedarte ahí, tendrás tu justificante digital de asistencia por nivel.
Desde LPF queremos que nuestros trainers sean los mejores y por ello el reciclaje es garantía de excelencia y calidad. Nuestra certificación tiene una validez de 2 años. Este plazo comienza a contar desde el día de superación del examen online.
Podrás hacer un curso de reciclaje o pasar un nuevo examen online para el que te facilitaremos todo el material actualizado.
Desde LPF queremos que todos aquellos profesionales que han acudido a formaciones con otras escuelas puedan integrarse y tener acceso a nuestra certificación. Es por ello que damos opción a convalidar exclusivamente el Nivel 1 y pasar directamente al Nivel 2. El requisito para optar a la convalidación del Nivel 1 es: Superación de una prueba online de convalidación. Para más información sobre la convalidación ponte en contacto con nosotros.