sexo-lpf

¿INFLUYE TENER UN PROBLEMA DE SUELO PÉLVICO EN EL SEXO?

Parece fácil hablar de sexo, pero a la hora de la verdad siguen existiendo muchos tabús en torno a la sexualidad y aún mas cuando surge algún problemilla embarazoso ahí abajo. La función sexual es considerada un indicador fundamental de la calidad de vida. Sin embargo, ésta se puede ver afectada negativamente por problemas psicológicos, físicos o por la combinación de ambos. Cuando una mujer sufre una disfunción de suelo pélvico (de cualquier tipo) su sexualidad se ve directamente afectada. ¿Sabías qué el 60% de las mujeres sexualmente activas que consultan por un problema uroginecológico también refieren tener algún tipo de disfunción sexual? Sin embargo, muchas mujeres con problemas de suelo pélvico no acuden al especialista por costumbres culturales, vergüenza u otros factores. Esto impide una adecuada atención sanitaria y reduce su salud en general viéndose afectados todos los ámbitos de su vida, incluidos el sexual. Para desterrar los estigmas en torno al suelo pélvico y la sexualidad en mujeres hay que empezar por hablar y escribir de ello. Así que Low Pressure Fitness ha querido contar con la colaboración de nuestras expertas la Dra. Rial y Paloma González, psicóloga y educadora sexual, para que nos expliquen cuáles son los problemas sexuales más comunes que pueden surgir a raíz de una disfunción del suelo pélvico.

 

¿Problemas sexuales?

Las disfunciones sexuales son de índole variada y compleja. Son aquellas que afectan al deseo y al orgasmo estando vinculadas con aspectos psicológicos y emocionales. Pero no podemos olvidar su carácter pluridimensional en el que los problemas físicos también pueden influir en las disfunciones sexuales. A continuación, detallamos tres de las disfunciones de suelo pélvico más prevalentes en la mujer y que afectan a su sexualidad:

 

  • Incontinencia urinaria durante el coito

Las pérdidas de orina durante la penetración o durante el orgasmo afectan a una tercera parte de las mujeres que presentan incontinencia urinaria. Además, de entre ellas muchas sufren dolor durante la penetración. Todo ello repercute negativamente en la calidad de la relación sexual, generando ansiedad anticipatoria, preocupación y puede hacer que se evite tener relaciones íntimas por vergüenza, por no sentirse limpia, falta de seguridad y autoestima, etc.

 

  • Prolapso de órganos pélvicos

El prolapso pélvico es otro de los grandes problemas de suelo pélvico que influye negativamente durante las relaciones sexuales. Un prolapso es el descenso parcial o total de los órganos internos de la cavidad pélvica como la vejiga  (cistocele), el útero (histerocele) o el recto (rectocele). Cuando uno de estos órganos asoma por la vagina puede hacer que las relaciones sean dolorosas y molestas. Si una relación en vez de placentera y divertida se torna molesta hace que poco a poco nuestras ganas disminuyan y al final no queramos tener relaciones sexuales. ¡La libido cae en picado! Es que la seguridad y autoestima se pueden ver afectadas enormemente. Vale la pena recordar que los estereotipos de mujer idealizada son, en buena medida, culpables de generar estos sentimientos de vergüenza y falta de estima. La mujer se culpabiliza por no alcanzar el estándar de mujer sexualmente perfecta cuyo suelo pélvico no cumple con los estándares socialmente aceptados.

 

  • Dolor durante las relaciones sexuales

El dolor durante la penetración o dispareunia femenina es mucho más común de lo que pensamos. Tres de cada cuatro mujeres experimentarán dolor durante las relaciones sexuales. Entre las causas detrás de la dispareunia destacan el abuso sexual, estrés o sufrir una disfunción de suelo pélvico. Claro está, que sufrir dolor en el coito va a influir en la función sexual, el estado emocional e incluso en la relación de pareja.

 

sexo-lpf

 

Emociones y pensamientos negativos

Cuando hay problemas de suelo pélvico como los anteriormente citados o  cuando hay dolor, los sentimientos y emociones que surgen ante la posibilidad de un encuentro sexual distan de ser los esperados, en vez de ser sentimientos positivos se vuelven negativos como ansiedad anticipatoria, nervios, vergüenza e incluso miedo al rechazo y eso hace que las relaciones no sean placenteras. Todo ello va a provocar falta de deseo sexual, de libido, de lubricación y de orgasmo.

 

Rehabilitación y entrenamiento del suelo pélvico

La rehabilitación del suelo pélvico y su entrenamiento son dos grandes aliados en la prevención y tratamiento de los trastornos que afectan al suelo pélvico. En el directorio de Low Pressure Fitness contamos con trainers certificados en LPF que son, además, fisioterapeutas especialistas en el entrenamiento del suelo pélvico. Los ejercicios de suelo pélvico como Kegel han demostrado su eficacia en el abordaje de la incontinencia, los prolapsos de órganos pélvicos y las disfunciones sexuales. Hay que tener en cuenta que si la musculatura pélvica se encuentra debilitada será más difícil de alcanzar la excitación, el orgasmo o incluso contener los escapes involuntarios de orina. El orgasmo son contracciones del suelo pélvico por lo que aprender a contraer y mejorar esa contracción influirá en el alcance y calidad del orgasmo. Asimismo, un mayor control de los músculos de la pelvis y el abdomen aumentará la propiocepción y conocimiento de nuestra zona íntima. Ejercitar el suelo pélvico a través de diferentes ejercicios como por ejemplo los de Kegel y los respiratorios y posturales de Low Pressure Fitness son algunas de las herramientas que un profesional de la rehabilitación perineal usará para incrementar la conciencia, control y resistencia muscular del suelo pélvico.

Los prejuicios y tabús sobre la sexualidad deben formar parte del pasado. Hoy en día existen equipos profesionales muy implicados en mejorar la salud sexual de la mujer en todos los sentidos. No te resignes y recuerda que el abordaje multidisciplinar desde la psicología, la fisioterapeuta uroginecológica y el entrenamiento del suelo pélvico será de gran soporte y ayuda.

 

Autoras:
Paloma González, LPF-Coach y Psicóloga
Tamara Rial, Fundadora de Low Pressure Fitness

  • La formación presencial

    La certificación LPF está dirigida a profesionales de la actividad física y la salud. Consta de 45 horas de formación presencial dividido en 3 niveles de 15 horas cada uno.

    Ha sido cuidadosamente diseñado para que desde el primer nivel puedas empezar a poner en práctica los primeros ejercicios estáticos de forma individual hasta llegar a conocer una gran variedad de ejercicios dinámicos. Podrás aplicarlo tanto en sesiones individuales como en clases colectivas.

    Tras la superación de esas 45 horas el alumno podrá acceder a la certificación a través de la superación de un examen online.

    Nivel 3

    CONTENIDOS TEÓRICOS

    • LPF y técnicas neurodinámicas
    • LPF y liberación miofascial
    • LPF y fisiología respiratoria
    • LPF y sistema emocional
    • Sistema neurovegetativa
    • Biomecánica pelviperineal

    CONTENIDOS PRÁCTICOS

    •    Ejercicios LPF del Nivel 3
    •    Ejercicios preparatorios de liberación miofascial
    •    La comunicación y enseñanza de LPF
    •    Integración de LPF a diferentes metodologías de entrenamiento y contextos
  • La formación presencial

    La certificación LPF está dirigida a profesionales de la actividad física y la salud. Consta de 45 horas de formación presencial dividido en 3 niveles de 15 horas cada uno.

    Ha sido cuidadosamente diseñado para que desde el primer nivel puedas empezar a poner en práctica los primeros ejercicios estáticos de forma individual hasta llegar a conocer una gran variedad de ejercicios dinámicos. Podrás aplicarlo tanto en sesiones individuales como en clases colectivas.

    Tras la superación de esas 45 horas el alumno podrá acceder a la certificación a través de la superación de un examen online.

    Nivel 2

    CONTENIDOS TEÓRICOS

    • Organización de la sesión de LPF (carga, estructura, ritmo respiratorio)
    • Valoración inicial: cuestionarios y anamnesis
    • Valoración funcional: pruebas respiratorias y relacionadas con práctica de hipopresivos

    CONTENIDOS PRÁCTICOS

    •    Propiocepción y fortalecimiento músculos respiratorios
    •    Ejercicios, transiciones y progresiones de los ejercicios intermedios Nivel 2
    •    LPF en movimiento Nivel 2
    •    Adaptaciones metodológicas de la enseñanza de LPF
    •    Metodología y procedimiento avanzado para la clase colectiva y grupos reducidos
  • La formación presencial

    La certificación LPF está dirigida a profesionales de la actividad física y la salud. Consta de 45 horas de formación presencial dividido en 3 niveles de 15 horas cada uno.

    Ha sido cuidadosamente diseñado para que desde el primer nivel puedas empezar a poner en práctica los primeros ejercicios estáticos de forma individual hasta llegar a conocer una gran variedad de ejercicios dinámicos. Podrás aplicarlo tanto en sesiones individuales como en clases colectivas.

    Tras la superación de esas 45 horas el alumno podrá acceder a la certificación a través de la superación de un examen online.

    Nivel 1

    CONTENIDOS TEÓRICOS

    •    Concepto hipopresivo
    •    Necesidades y posturología
    •    Anatomía y fisiopatología abdomino-pelviana y respiratoria
    •    Objetivos de la práctica de LPF
    •    Biomecánica pelvi-perineal al esfuerzo
    •    Fisiopatología pelvi-perineal
    •    Valoración de la estática abdomino-pelviana
    •    Evidencias científicas y prácticas

    CONTENIDOS PRÁCTICOS

    •    Procedimiento, precauciones y competencias profesionales
    •    Fundamentos técnicos de iniciación, ejercicios, transiciones y progresiones.
    •    Ejercicios de liberación miofascial diafragmática
    •    Hipopresivos de nivel 1
    •    Metodología y procedimiento para la aplicación de LPF en el Entrenamiento personal