Low Pressure Fitness Journal

EVALUACIÓN ABDOMINAL Y DEL SUELO PÉLVICO DURANTE LOW PRESSURE FITNESS CON ECOGRAFÍA TRANSABDOMINAL

Desde la Journal de Low Pressure Fitness queremos compartir nuestros lectores de habla hispana el artículo que Tamara Rial junto con las fisioterapeutas de suelo pélvico especialistas en ecografía y LPF-CT han escrito para Herman & Wallace Institute sobre el uso de la ecografía transabdominal durante Low Pressure Fitness.

 

Introducción

La visualización ecográfica a tiempo real es un método válido y fiable para evaluar la estructura, la actividad y la movilidad muscular. En los últimos años, ha habido un creciente interés por el uso de la ecografía transabdominal en el campo de la rehabilitación. El valor adicional de las imágenes ecográficas es que permite analizar en tiempo real y aportar retroalimentación visual durante la realización de ejercicios de suelo pélvico y abdominales (Hides et al., 1998). En el campo de la fisioterapia pelviperineal, esto resulta de gran importancia cuando se desea evaluar la movilidad y actividad de la pared abdominal y de suelo pélvico pélvicos durante los ejercicios rehabilitadores.

 

Se ha encontrado que la ecografía transabdominal es un método seguro, no invasivo y preciso en la observación de la actividad muscular y fascial (Khorasani et al., 2012). Cuando los fisioterapeutas aprenden a usar y aplicar correctamente la ecografía, puede suponer una técnica de evaluación clínica de gran ayuda tanto para el terapeuta como para el paciente. Además, puede ser el método de elección más cómodo y preferido por pacientes que no desean someterse a exámenes internos (Van Delft, Thakar & Sultan, 2015). En este sentido, un estudio transversal encontró una correlación moderada-alta entre la evaluación de las acciones musculares del suelo pélvico a través de ecografía, perineometría y examen de palpación  (Volløyhaug et al., 2016).

 

En los últimos años, Low Pressure Fitness ha comenzado a utilizarse como un programa de entrenamiento amistoso para el suelo pélvico, destinado a reducir la presión sobre las estructuras pélvicas al tiempo que involucra a los músculos estabilizadores mediante diversos ejercicios posturales y respiratorios. Con el objetivo de evaluar la ejecución y movilidad adecuada de Low Pressure Fitness en la pared abdominal y en el suelo pélvico la ecografía transabdominal se muestra como una herramienta clínica de gran utilidad.

 

Evaluación Sagital y Transversal del Suelo Pélvico y Vejiga

La cantidad de movimiento de la base de la vejiga visualizado con ecografía transabdominal se considera un indicador de la movilidad del suelo pélvico durante su entrenamiento muscular (Khorasani et al., 2012). Cuando se ejecuta correctamente, la técnica de Low Pressure Fitness (LPF) permitirá que la vejiga se eleve y movilizar el suelo pélvico. Debido a la activación postural y a la elevación del diafragma torácico durante el entrenamiento de LPF, el sistema de soporte fascial de la vejiga se tensa, resultando en una elevación deseable  de la vejiga. La observación mediante ecografía transabdominal permite por lo tanto que la técnica pueda ser corregida, y/o supervisados a tiempo real.

 

Con el objetivo de mostrar un ejemplo de la evaluación de LPF mediante ecografía transabdominal, utilizamos una unidad de rehabilitación musculoesquelética ecográfica Pathway® con  transductor curvilíneo y software de rehabilitación Prometheus Pathway® con los parámetros predefinidos pared abdominal de 7,5 MHz y vejiga 5,0 MHz durante la postura supina Deméter de LPF. Utilizamos el protocolo estandarizado de llenado vesical (entre 500 y 750 ml de ingesta de agua) para la obtención de imágenes claras de la base de la vejiga y los músculos del piso pélvico. La evaluación fue llevada a cabo por dos fisioterapeutas de suelo pélvico con experiencia en rehabilitación mediante ecografía así como en Low Pressure Fitness.

 

Para la evaluación transversal del suelo pélvico/vejiga, se utilizaron los patrones radiológicos estándares y el transductor se colocó supra-púbicamente en el plano transversal e inclinado en una dirección caudal/posterior para obtener una imagen clara de la cara inferior-posterior de la vejiga. Se le pidió a la participante que realizara el  ejercicio Deméter con brazos en posición media siguiendo las indicaciones técnicas de dicha postura como por ejemplo pelvis neutra, rodillas flexionadas, dorsiflexión de tobillos, etc. (Figura 1).

Deméter

Postura Deméter LPF con brazos en posición media.

 

  1. Técnica postural
  2. Técnica postural y vacío abdominal

El siguiente vídeo ilustra el suelo pélvico/vejiga urinaria durante:

  1. Posición de reposo.
  2. Contracción activa del suelo pélvico.
  3. Ejercicio LPF Deméter.
  4. Ejercicio LPF Deméter combinado con una contracción voluntaria de la musculatura del suelo pélvico.

 

Se observa mayor  elevación de la vejiga y actividad del suelo pélvico con la indicación postural y seguidamente la respiratoria agregada a la contracción activa del suelo pélvico en comparación con la contracción muscular del suelo pélvico aislada.

 

 

Evaluación de la Pared Abdominal Lateral

La evaluación ecográfica de la musculatura abdominal lateral nos permite observar los cambios estructurales producidos en la sección transversal de los músculos abdominales en el punto medio entre la cresta ilíaca anterior y el ángulo costal. Cuando se producen niveles bajos de contracción muscular, el engrosamiento del transverso abdominal medido con ecografía puede ser un método válido de evaluación en comparación con la evaluación electromiográfica del transverso (McMeeken et al., 2004). Está bien establecido en la literatura científica que la pared abdominal lateral proporciona estabilidad espinal durante diferentes actividades funcionales. Por lo tanto, evaluar el tamaño, el grosor y el deslizamiento de la pared abdominal es importante en la rehabilitación de disfunciones lumbo-pélvicas y/ o pélvicas. Por ejemplo, se ha encontrado que pacientes con dolor lumbar muestran diferentes patrones de activación muscular de la pared abdominal (en concreto, menor deslizamiento de la fascia abdominal y  grosor muscular) que aquellos sin dolor lumbar (Gildea et al., 2014; Unsgaard-Tondel et al., 2012).

 

La figura 2 muestra las tres capas musculares de la pared abdominal lateral derecha en posición de reposo. La capa superficial corresponde al oblicuo externo (external oblique), la capa media al oblicuo interno (oblicuo interno) y la capa profunda al transverso abdominal (transverse abdominal).

Figura 2. Visualización de la pared abdominal lateral derecha en reposo.

Un componente clave del programa Low Pressure Fitness es la respiración que manipula la presión intraabdominal, intra-torácica e intra-pélvica durante el vacío abdominal. Otro aspecto clave de Low Pressure Fitness es la técnica postural en la que por ejemplo, se activa la musculatura de la cintura escapular, se alarga la columna y se dorsi-flexiona el tobillo (Rial y Pinsach, 2017). Destacamos que estudios anteriores han demostrado una mayor activación del transverso abdominal al realizar la flexión dorsal del tobillo que estando en reposo (Chon et al., 2010).

 

En nuestro caso, usamos la ecografía transabdominal para evaluar la respuesta de la pared abdominal lateral durante la dorsiflexión del tobillo, la activación de la cintura escapular y el vacío abdominal durante el ejercicio Deméter de LPF. En el siguiente video, se realiza primero una contracción abdominal voluntaria (activa) para distinguir esta acción de la acción de la técnica postural y respiratoria de LPF. Posteriormente, se realiza la técnica la dorsiflexión del tobillo y la activación de la cintura escapular se realiza con los brazos en posición media (ver figura 1). Por último, se agrega el vacío abdominal a la técnica postural.

 

Si los ejercicios de LPF se ejecutan correctamente, debería ser observable un deslizamiento fascial progresivo y engrosamiento de la pared abdominal a lo largo de la puesta en tensión postural en comparación con la posición de reposo tal y como muestra la figura 3.

Figura 3. Imagen ecográfica durante reposo y durante la técnica completa de LPF en el ejercicio Deméter.

 

 

Resulta interesante observar el deslizamiento de la fascia abdominal anterior durante la ejecución de la posición supina Deméter. Este patrón refleja una maniobra de estiramiento abdominal y el denominado “efecto corset”. Se observa el tirón lateral o el desplazamiento del borde de la inserción fascial anterior del músculo oblicuo interno y el transverso abdominal.

 

Navarro et al., (2017) también utilizaron ecografía transabdominal para evaluar las respuestas musculares del suelo pélvico y abdominal en un grupo de mujeres que se sometieron a fisioterapia pélvica durante dos meses. En dicho estudio, los autores encontraron un aumento significativo en la sección transversal del transverso abdominal, oblicuo externo y oblicuo interno en comparación con la posición de reposo. En nuestro caso, también evaluamos una posición supina como evaluada por Navarro et al. (2017).

 

Conclusión

La ecografía transabdominal puede proporcionar una retroalimentación visual muy informativa y de forma no invasiva cuando se educa/entrena a pacientes en la técnica LPF. La imagen ecográfica puede ser una herramienta valiosa tanto para el cliente como para el clínico para objetivar el progreso, ayudar a la corrección técnica y como técnica motivacional. Durante la evaluación ecográfica, se observó elevación de la vejiga, movilización del suelo pélvico y encorsetamiento (deslizamiento y engrosamiento) de la pared abdominal lateral durante la técnica postural y respiratoria del ejercicio Deméter de LPF.

 

Debido a que Low Pressure Fitness es un programa de ejercicios progresivos y técnicos se precisa de instrucción y profesionales cualificados con experiencia en rehabilitación e interpretación ecográfica para optimizar los resultados de la técnica.

 

Referencias

Chon SC, Chang KY, You JS. Effect of the abdominal draw-in manoeuvre in combination with ankle dorsiflexion in strengthening the transverse abdominal muscle in healthy young adults: a preliminary, randomised, controlled study. Physiotherapy 96: 130-6, 2017.

Gildea JE, Hides JA, Hodges PW. Morphology of the abdominal muscles in ballet dancers with and without low back pain: a magnetic resonance imaging study. J Sci Med Sport. 17(5): 452-6, 2014.

Khorasani B, Arab AM, Sedighi Gilani MA, Samadi V, Assadi H. Transabdominal ultrasound measurement of pelvic floor muscle mobility in men with and without chronic prostatitis/chronic pelvic pain syndrome. Urology, 80: 673-7, 2012.

McMeeken JM, Beith ID, Newham DJ, Milligan P, Critchley DJ. The relationship between EMG and change in thickness of transversus abdominis. Clin Biomech 19: 337–342, 2004.

Hides JA, Richardson CA, Jull GA. Use of real-time ultrasound imaging for feedback in rehabilitation. Man Ther. 3:125-131,1998.

Navarro B, Torres M, Arranz B, Sanchez O. Muscle response during a hypopressive exercise after pelvic floor physiotherapy: Assessment with transabdominal ultrasound. Fisioterapia 39: 187-94, 2017.

Rial T, Pinsach P. Practical Manual Low Pressure Fitness Level 1. International Hypopressive & Physical Therapy Institute, Vigo, 2017.

Unsgaard-Tøndel M, Lund Nilsen TI, Magnussen J, Vasseljen O.Is activation of transversus abdominis and obliquus internus abdominis associated with long-term changes in chronic low back pain? A prospective study with 1-year follow-up. Br J Sports Med, 46(10): 729-34, 2012.

Van Delft K, Thakar R, Sultan AH. Pelvic floor muscle contractility: digital assessment vs transperineal ultrasound. Ultrasound Obstet Gynecol, 45: 217-22, 2015.

Volløyhaug I, Mørkved S, Salvesen Ø, Salvesen KÅ. Assessment of pelvic floor muscle contraction with palpation, perineometry and transperineal ultrasound: a cross-sectional study. Ultrasound Obstet Gynecol 47: 768-73, 2016.

 

Autoras:

Tamara Rial, PhD, CSPS, co-fundadora de Low Pressure Fitness
Kathleen Doyle-Elmer, Doctora en fisioterapia, LPF-CT
Rebecca Keller, PT, MSPT, PRPC, LPF-CT

 

Low Pressure Fitness Journal. Editado en Vigo por International Hypopressive & Physical Therapy Institute S.L. ISSN 2605-1966.
  • La formación presencial

    La certificación LPF está dirigida a profesionales de la actividad física y la salud. Consta de 45 horas de formación presencial dividido en 3 niveles de 15 horas cada uno.

    Ha sido cuidadosamente diseñado para que desde el primer nivel puedas empezar a poner en práctica los primeros ejercicios estáticos de forma individual hasta llegar a conocer una gran variedad de ejercicios dinámicos. Podrás aplicarlo tanto en sesiones individuales como en clases colectivas.

    Tras la superación de esas 45 horas el alumno podrá acceder a la certificación a través de la superación de un examen online.

    Nivel 3

    CONTENIDOS TEÓRICOS

    • LPF y técnicas neurodinámicas
    • LPF y liberación miofascial
    • LPF y fisiología respiratoria
    • LPF y sistema emocional
    • Sistema neurovegetativa
    • Biomecánica pelviperineal

    CONTENIDOS PRÁCTICOS

    •    Ejercicios LPF del Nivel 3
    •    Ejercicios preparatorios de liberación miofascial
    •    La comunicación y enseñanza de LPF
    •    Integración de LPF a diferentes metodologías de entrenamiento y contextos
  • La formación presencial

    La certificación LPF está dirigida a profesionales de la actividad física y la salud. Consta de 45 horas de formación presencial dividido en 3 niveles de 15 horas cada uno.

    Ha sido cuidadosamente diseñado para que desde el primer nivel puedas empezar a poner en práctica los primeros ejercicios estáticos de forma individual hasta llegar a conocer una gran variedad de ejercicios dinámicos. Podrás aplicarlo tanto en sesiones individuales como en clases colectivas.

    Tras la superación de esas 45 horas el alumno podrá acceder a la certificación a través de la superación de un examen online.

    Nivel 2

    CONTENIDOS TEÓRICOS

    • Organización de la sesión de LPF (carga, estructura, ritmo respiratorio)
    • Valoración inicial: cuestionarios y anamnesis
    • Valoración funcional: pruebas respiratorias y relacionadas con práctica de hipopresivos

    CONTENIDOS PRÁCTICOS

    •    Propiocepción y fortalecimiento músculos respiratorios
    •    Ejercicios, transiciones y progresiones de los ejercicios intermedios Nivel 2
    •    LPF en movimiento Nivel 2
    •    Adaptaciones metodológicas de la enseñanza de LPF
    •    Metodología y procedimiento avanzado para la clase colectiva y grupos reducidos
  • La formación presencial

    La certificación LPF está dirigida a profesionales de la actividad física y la salud. Consta de 45 horas de formación presencial dividido en 3 niveles de 15 horas cada uno.

    Ha sido cuidadosamente diseñado para que desde el primer nivel puedas empezar a poner en práctica los primeros ejercicios estáticos de forma individual hasta llegar a conocer una gran variedad de ejercicios dinámicos. Podrás aplicarlo tanto en sesiones individuales como en clases colectivas.

    Tras la superación de esas 45 horas el alumno podrá acceder a la certificación a través de la superación de un examen online.

    Nivel 1

    CONTENIDOS TEÓRICOS

    •    Concepto hipopresivo
    •    Necesidades y posturología
    •    Anatomía y fisiopatología abdomino-pelviana y respiratoria
    •    Objetivos de la práctica de LPF
    •    Biomecánica pelvi-perineal al esfuerzo
    •    Fisiopatología pelvi-perineal
    •    Valoración de la estática abdomino-pelviana
    •    Evidencias científicas y prácticas

    CONTENIDOS PRÁCTICOS

    •    Procedimiento, precauciones y competencias profesionales
    •    Fundamentos técnicos de iniciación, ejercicios, transiciones y progresiones.
    •    Ejercicios de liberación miofascial diafragmática
    •    Hipopresivos de nivel 1
    •    Metodología y procedimiento para la aplicación de LPF en el Entrenamiento personal