Post Image

LPF PARA MI; UN ANTES Y UN DESPUÉS . MI CURA EN LA DEPRESIÓN

Me siento afortunada de poder contar con esta herramienta , que me aporta tantos beneficios tanto a nivel personal como profesional.

Soy Maria Jose Gonzalez-Moro, llevo desde los 20 años, impartiendo clases de diferentes disciplinas, desde el aerobic-step años 90, ciclo indoor, pilates, entrenadora personal….

Actualmente tengo 50 años.

Siempre me he considerado una persona activa y con ganas de ampliar mis conocimientos. Pero hace unos años , tuve un accidente de tráfico, donde tanto física como mentalmente quedé muy perjudicada, llevándome a una depresión.

Conocí Low Pressure Fitness de casualidad, por las redes sociales , y me llamó mucho la atención.

Y desde un principio pude ver y sentir sus beneficios, tanto físicos como mentales. Mi postura cambió a mejor radicalmente, mis dolores en las articulaciones, debidos a las secuelas de mis fracturas fueron menguando y sobre todo mi estado de ánimo mejoró considerablemente.

Estaba mimando mi diafragma , ese músculo tan olvidado, y el responsable de la felicidad, a mayores de trabajar técnicas miofasciales, posturales, neurodinamia…

Actualmente imparto clases de LPF y sigo formándome con sus tutorías y maestrías , con grandes ansias de aprender y evolucionar, y sobre todo feliz….

Gracias Low Pressure Fitness

Lo recomiendo a todas las personas que quieran mejorar tanto cuerpo como mente. LPF PARA MI; UN ANTES Y UN DESPUÉS . MI CURA EN LA DEPRESIÓN

Me siento afortunada de poder contar con esta herramienta , que me aporta tantos beneficios tanto a nivel personal como profesional.

Soy Maria Jose Gonzalez-Moro, llevo desde los 20 años impartiendo clases de diferentes disciplinas, desde el aerobic-step años 90, ciclo indoor, pilates, entrenadora personal….

Actualmente tengo 50 años.

Siempre me he considerado una persona activa y con ganas de ampliar mis conocimientos. Pero hace unos años , tuve un accidente de tráfico, donde tanto física como mentalmente quedé muy perjudicada, llevándome a una depresión.

Conocí Low Pressure Fitness de casualidad, por las redes sociales , y me llamó mucho la atención.

Y desde un principio pude ver y sentir sus beneficios, tanto físicos como mentales. Mi postura cambió a mejor radicalmente, mis dolores en las articulaciones, debidos a las secuelas de mis fracturas fueron menguando y sobre todo mi estado de ánimo mejoró considerablemente.

Estaba mimando mi diafragma , ese músculo tan olvidado, y el responsable de la felicidad, a mayores de trabajar técnicas miofasciales, posturales, neurodinamia…

Actualmente imparto clases de LPF y sigo formándome con sus tutorías y maestrías , con grandes ansias de aprender y evolucionar, y sobre todo feliz….

Gracias Low Pressure Fitness

Lo recomiendo a todas las personas que quieran mejorar tanto cuerpo como mente.

María José González-Moro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *