Post Image

Soy madre de 4 hijos y me he recuperado rápidamente gracias a Low Pressure Fitness.

Mi nombre es Carolina Driesen, madre de 4 hijos y asistente quiropráctica de profesión.
Actualmente compagino mi maternidad dando clases de LPF. Una vez descubrí los múltiples beneficios y experimenté mi rápida recuperación posparto, sentí la necesidad de aprender y formarme como LPF trainer y así poder ayudar a otras mamis.

Sólo necesitamos unos 30 minutos al día para introducir en nuestras rutinas una sesión de LPF. Esta sesión diaria de Low Pressure Fitness es imprescindible para mí. En mi perfil @mami24h en Instagram, dedicado a la maternidad, voy mostrando a diario cómo practicar e incorporar LPF en mis sesiones de ejercicio me va ayudando a conseguir mis objetivos.

Las dietas milagrosas no existen, pero sí Low Pressure Fitness. Los cambios se notan ya después de realizar la primera sesión. La mayoría de mis alumnas con pocas sesiones han corregido problemas de incontinencia y estreñimiento.

Tengo algunos casos con prolapso vaginal a consecuencia del parto que han evitado pasar por quirófano. Hicimos hincapié en las posturas invertidas. Lo mismo ocurre con la temida diástasis. Muchas de mis alumnas coinciden en decir que desde que han introducido esta técnica en su rutina de vida ha desaparecido la ansiedad; se sienten más relajadas, capaces de afrontar cualquier obstáculo o problema que antes les producía malestar. En este aspecto, las técnicas de inhalación y exhalación juegan un papel muy importante.

Con mis alumnas, pasadas unas cuantas clases, suelo realizar una valoración para comprobar, con las fotos hechas el primer día y las actuales, cuál ha sido el progreso. Sus caras de asombro y felicidad no tienen precio. ¿Esa soy yo? Sí, tú misma te hiciste las fotos y ahora a simple vista has reducido el perímetro de la cintura, fortalecido glúteos y brazos, y además has perdido peso. A continuación, compruebo las medidas actuales con la cinta métrica y ésta no miente, los números han bajado, ellas se sienten mejor y con ganas de seguir aprendiendo nuevas posturas. Todas coinciden en que crea adicción.

Y es a ahí donde yo me siento orgullosa de haber formado parte de ese gran cambio en tan poco tiempo. Esto me anima a seguir formándome para ayudar a otras mujeres como yo en su camino hacia la recuperación posparto de una manera natural y sana.

Carolina Driesen De Melo
LPF Certified Trainer


Busca tu profesional certificado en nuestro directorio de entrenadores LPF-CT.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *