Post Image

«Tengo de nuevo la vejiga en su sitio gracias a Low Pressure Fitness»

Hola a todos. Soy Miriam, alumna de Paloma, entrenadora certificada en Low Pressure Fitness, en  Fussion Dac. Os escribo para contaros mi mi caso de vejiga descolgada, para que otras personas que estén pasando por un problema similar comprendan que hay solución si se es constante y con la ayuda de una buena profesional.

 

En el Hospital La Paz me dijeron que tenía un grado I de prolapso de vejiga y que tenía que hacer ejercicios de por vida para evitar ir a más.

Un mes después de dar a luz a mi segundo hijo noté como algo no iba bien en mi interior. Notaba quemazón al orinar e incluso algo de dolor. Fui al médico rápidamente y me dijeron que se me había descolgado la vejiga por un debilitamiento del suelo pélvico (esa zona de la que nos hablan en las clases de preparación al parto y a la que nos solemos hacer demasiado caso, sinceramente). ¿Las razones? Pues dado que soy relativamente joven -rondo los 35 años- y este tipo de dolencias suele afectar más a otro perfil (generalmente personas más mayores, tras la menopausia, o después de un parto más complicado) eran principalmente que durante el embarazo había perdido mucho tono en los músculos del suelo pélvico (de ahí la importancia de hacer los ejercicios de Kegel). Pues bien, me puse manos a la obra para intentar que mi problema no fuera a más. El pasado mayo comencé los ejercicios con Paloma, dado que me habían hablado muy bien de esta técnica. Durante un par de meses hice dos clases a la semana. Después, por motivos de trabajo, ya solo iba a una sesión semanal.

 

Ahora tengo de nuevo la vejiga casi en su sitio gracias a estos ejercicios.

El resultado ha sido magnífico. Ocho meses después he ido a una revisión y he mejorado muchísimo. En el Hospital La Paz me dijeron que tenía un grado 1 de prolapso de vejiga (el más leve) y que tenía que hacer ejercicios de por vida para evitar ir a más. Ahora tengo de nuevo la vejiga casi en su sitio gracias a estos ejercicios de Low Pressure Fitness, y también a que yo, durante todo el día y a diario, suelo hacer los ejercicios de Kegel por mi cuenta. Aunque soy consciente de que tengo que seguir así toda mi vida, estoy muy contenta de haber mejorado tanto. Ya no tengo dolor de ningún tipo y lo noto por dentro y por fuera. Aconsejo este tipo de ejercicios hipopresivos a gente con problemas similares al mío, son estupendos. Paloma es una gran profesional y mejor persona.

Miriam Calavia
Administrativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *